Estados Unidos es el país más afectado del mundo por la pandemia del nuevo coronavirus, con más de un millón y medio de infectados y más de 94.000 muertes. La economía también se ha visto fuertemente golpeada: solo en el mes de abril 20,5 millones de personas perdieron sus trabajos, según cálculos de la Oficina de Presupuesto del Congreso.

Por esta razón, el país norteamericano está tomando medidas rápidas para superar la pandemia. La más reciente fue la orden de casi un tercio de las primeras 1.000 millones de dosis de una vacuna experimental conta el nuevo coronavirus que está desarrollando AstraZeneca, una empresa farmacéutica global con sede en Londres, Reino Unido.

(Lea también: ‘Vacuna china contra virus será un bien público mundial: Xi Jinping’).

Después de que el presidente Donald Trump exigiera el pronto desarrollo de una vacuna que combata el virus, el Departamento de Salud de Estados Unidos acordó proveer hasta 1.200 millones de dólares para acelerar el proyecto de esta farmacéutica y asegurar 300 millones de dosis para la población estadounidense, informó la agencia de noticias ‘Reuters’.

Los fabricantes de medicamentos de todo el mundo están en la carrera por desarrollar una vacuna y buscar capacidad de fabricación de las dosis necesarias para combatir rápidamente la pandemia.

Estados Unidos acordó proveer hasta 1.200 millones de dólares para el desarrollo de la vacuna de AstraZeneca

Aunque aún no se ha comprobado que la vacuna que está desarrollando AstraZeneca sea eficaz para bloquear el coronavirus en humanos, esta es una de las que avanza con más rapidez en el mundo y la farmacéutica ha dicho que podría tener las dosis listas para septiembre.

Esta vacuna, conocida anteriormente como ChAdOx1 nCoV-19 y ahora como AZD1222, fue desarrollada por la Universidad de Oxford en conjunto con la farmacéutica británica.

(Lea también: ‘Anticuerpos de un paciente recuperado del SARS inhiben el coronavirus’).

Según informó ‘The Wall Street Journal’, el secretario de Salud de Estados Unidos, Alex Azar, dijo que “este contrato con AstraZeneca es un hito en el trabajo de la operación ‘Rápido Retorno’ para una vacuna efectiva, segura y que estará ampliamente disponible en el 2021”.

El acuerdo permitirá seguir a la siguiente etapa -la fase III – de los ensayos clínicos, que se realizará con la participación de 300.000 estadounidenses. La farmacéutica, con sede en Cambridge, dijo que concluyó acuerdos para asegurar la capacidad de manufactura de 1.000 millones de dosis.

(Lea también: ‘Firma de EE. UU. anuncia resultados positivos en vacuna para covid-19’).

La vacuna de AstraZeneca es de las que avanza con más rapidez en el mundo y podría estar lista para septiembre

Las autoridades del Reino Unido han prometido que su país será el primero en recibir la vacuna y AstraZeneca ya acordó entregar 100 millones de dosis para la población británica. Las primeras 30 millones de unidades comenzarían a repartirse en septiembre de este año.

Estas vacunas experimentales y potenciales son consideradas por los líderes mundiales como una alternativa para retomar la estancada actividad económica. El gobierno estadounidense también ha alcanzado acuerdos para apoyar el desarrollo de vacunas con Johnson & Johnson (J&J), Moderna y Sanofi. Según informó ‘Reuters’, el acceso a las primeras vacunas en el mercado estará reñido y por eso se ha expandido un temor sobre que solo las naciones más desarrolladas tendrán los recursos para proteger primero a sus ciudadanos.

La pandemia del nuevo coronavirus ya deja más de cinco millones de infectados y más de 328.000 fallecidos a nivel global.

(Lea también: ‘Organización Mundial de la Salud lucha por acceso universal a vacuna’).

Tendencias EL TIEMPO

Fuente de la Noticia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here